Tag Archive: ancestros


La palabra matriarcado viene de la palabra latina māter, «madre», así como de la palabra griega archein, «gobernar». Un matriarcado es sociedad en la cual las mujeres, especialmente las madres tienen un rol central de liderazgo político, autoridad moral y control de la propiedad y de la custodia de sus hijos. También es llamada a veces ginarquía, ginocracia, ginecocracia, o sociedad ginocéntrica.

Hubo un tiempo en que la sociedad estaba organizada en grupos matriarcales. Los antropólogos todavía discuten sobre el tema. En cualquier caso, después de milenios de dominio patriarcal, han llegado hasta nosotros vestigios de aquel pasado. ‘Matriarcados’ es una exploración personal por algunas de estas comunidades en que las mujeres mandan, organizan el trabajo y disponen el cumplimiento de la ley. Su sabiduría es respetada por todos y son admiradas por la valentía que muestran a la hora de tomar decisiones. Con ellas, los hombres se sienten seguros y protegidos. Es como si estos colectivos hubiesen sobrevivido para pasar el testigo a una sociedad moderna que ha situado de nuevo a la mujer en el centro de la vida”.

A continuación, fragmentos del Documental de Anna Boyé sobre el matriarcado, donde se nos muestran ejemplos de sociedades que viven de este modo en completa armonía y abundancia.

  Sigue leyendo

Anuncios

·        Según los ancestros de diferentes partes de nuestro mundo, nuestro cuerpo es sintiente y pensante. Por ejemplo, en el caso de los ancestros de las tribus australianas, cuando una persona se hiere o enferma, la tribu se reúne a su alrededor junto con el enfermo y le canta pidiéndole perdón a la herida o parte afectada. Y ésta entra, automáticamente, en remisión y se dan curaciones milagrosas.

·        Lo mismo ocurre en las asombrosas curaciones de los kahunas o médicos magos hawaianos, estos entran en oración directa con la parte afectada pidiéndole perdón… en un acto de oración donde se involucran ellos, el paciente y todas las vidas durante las cuales ellos se han encontrado e involucrado con esa persona y se dan curaciones consideradas milagrosas.

En el conocimiento ancestral Inka, todo es reciprocidad.

Uno enferma cuando se llena de energía pesada o “hucha”, por tener actitudes egoístas y no dejar fluir el “sami” o energía ligera. Por ello, en las curaciones se pide a la parte del cuerpo que se armonice con la pachamama y permita que el bloqueo se equilibre.

Y la persona sana.

En el caso de los Lakotas, en el norte, al cuerpo se le habla para informarle que una medicina va a curarlo, y a la medicina también. Y, lógicamente, las personas sanan.  Sigue leyendo

Este relato es un extracto del libro Miz Tli Tlan: Un mundo que despierta, de José Hipólito Trigueirinho Netto.

MIZ TLI TLAN (Trigueirinho)

A vuestro mundo:

La vida universal es un eterno juego matemático, compuesto por ciclos que tienen ciertos aspectos aniquiladores.”Nuestro desarrollo tecnológico alcanzó grados asombrosos de perfeccionamiento. Logramos efectuar, de modo controlado, incluso a distancias fabulosas, la descomposición de la materia en unidades de energía y también su recomposición. Los efectos de los residuos radiactivos eran controlados.”Esa práctica dio margen al surgimiento de usinas (o estaciones) desintegradoras, en las que máquinas podían transformar energía en personas, o proyectar energía hasta cualquier ciudad de la Tierra, en la que otra máquina la incorporaba. Después se volvió común que cada individuo dispusiese de su propia máquina.”Prácticamente, para nosotros no había secretos. “Gracias a nuestros conocimientos científicos podíamos hacer casi todo lo que queríamos, inclusive prolongar la vida indefinidamente. Eso era posible con el uso del proceso de hibernación que nuestro sistema social permitía, y que consistía en permanecer durante años con las funciones vitales suspendidas, bastando después la ingestión de una pastillita para que volviéramos a la vida activa.”

“La clase gobernante consiguió remediar los inconvenientes de la aglomeración de seres vivos: consiguió controlar el crecimiento excesivo que hubiera en las poblaciones, y la contaminación que de ello resultaba. Por supuesto, fueron necesarios largos períodos para que todo se normalizara, pues nuestro carácter pacífico nos imposibilitaba adoptar cualquier medida agresiva con los que actuasen contra las normas. “En los núcleos de asistencia, los recién nacidos recibían pastillas programadoras, cuyo efecto impedía cualquier actividad violenta contra un semejante. “Pero, empezaron a surgir graves problemas a causa de la falta de avance de la consciencia en relación con el ininterrumpido progreso tecnológico. Finalmente, en una fecha memorable, el consejo gobernante llegó a pensar una solución para esos problemas. Desde aquel momento en adelante, para evitar la muerte teníamos que contar con gobernantes cuyo poder de decisión fuera total. Entonces, programaron una nueva raza, que colaboraba con el plan evolutivo. Preparados para ignorar el mal y el bien, legislaron con extraordinaria sabiduría.”

El Cañón del Chaco

El Cañón del Chaco o Chaco Canyon, es un parque histórico nacional de los Estados Unidos (anteriormente monumento nacional) y Patrimonio de la Humanidad de la Unesco que alberga la más densa y excepcional concentración de pueblos en el Suroeste de Estados Unidos.
El parque está ubicado al noroeste de Nuevo México, entre Albuquerque y Farmington, en un valle relativamente inaccesible cortado por el Chaco Wash. Conteniendo la mayor cantidad de ruinas antiguas al norte de México, el parque preserva una de las áreas culturales e históricas más importantes de América.
Entre el año 900 y 1150, Cañón del Chaco era un importante centro cultural de los anasazi.
Los habitantes de la región conseguían bloques de piedra arenisca y transportaban madera desde grandes distancias, armando quince importantes complejos que continuaron siendo las construcciones más grandes en América del Norte hasta el siglo XIX. Una evidencia de la arqueoastronomía en el Chaco fue sugerida, con el petroglifo «Daga del Sol» en la Colina Fajada como un ejemplo popular.
Muchas construcciones chacoanas fueron alineadas para capturar los ciclos solares y lunares, requiriendo generaciones de observaciones astronómicas y siglos de construcción experta coordinada.

Heredera de la tradición maya y curandera con cocimientos ancestrales, la Abuela Margarita es, a sus 76 años, una mujer que emana sabiduría, alegría y fuerza y que recorre el mundo transmitiendo mensajes rotundos sobre el despertar de lo femenino en hombres y mujeres, la sacralidad de la Madre Tierra, nuestra naturaleza espiritual y el poder que todas las personas tenemos.

Allá donde va es una persona muy escuchada y respetada cuyas palabras sirven de aliento e inspiración para miles de personas.

Abuela Margarita

La Abuela Margarita, curandera y guardiana de la tradición maya, se crió con su bisabuela, que era curandera y milagrera. Practica y conoce los círculos de danza del sol, de la tierra, de la luna, y la búsqueda de visión. Pertenece al consejo de ancianos indígenas y se dedica a sembrar salud y conocimiento a cambio de la alegría que le produce hacerlo, porque para sustentarse sigue cultivando la tierra. Cuando viaja en avión y las azafatas le dan un nuevo vaso de plástico, ella se aferra al primero: “No joven, que esto va a parar a la Madre Tierra”. Rezuma sabiduría y poder, es algo que se percibe con nitidez. Sus rituales, como gritarle a la tierra el nombre del recién nacido para que reconozca y proteja su fruto, son explosiones de energía que hace bien al que lo presencia; y cuando te mira a los ojos y te dice que somos sagrados, algo profundo se agita.

Sigue leyendo

     Vusamazulu Credo Mutwa (nacido el 21 de julio de 1921 en KwaZulu-Natal, Sudáfrica) es un zulú Sangoma y Sanusi de Sudáfrica. También es autor de varios libros.

La palabra “sangoma” describe a un hombre o mujer con categoría de santos, quienes a su vez son adivinos y curanderos de las tribus Zulu, Swazi, Xhosa y Ndebele, admirados por su gran conocimientos y habilidades metafísicas. Su magia está encajada en la creencia cultural de que los antepasados son protectores de la vida y guías de nuestro futuro y, por tanto, hay que comunicarnos con ellos a través de seres especialmente preparados para ello.

Los sangomas -cuyo entrenamiento toma de 10 a 25 años- pueden tener acceso al consejo y dirección de los antepasados de tres maneras: por el acanalar o posesión por un antepasado; por lanzamiento de huesos; y mediante la interpretando sueños. Todo ello con el objetivo de favorecer la salud de sus pacientes, muchos de ellos derivados de las pruebas de iniciación masculina en sus tribus.

Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: