Kundalini Yoga

Existen multitud de tipos de yoga desde los tiempos más antiguos, pero el objetivo final de todos ellos es llevarnos en sucesivos y graduales pasos a través del camino de la consciencia y la evolución humana, uno tiene que descubrir cual es su camino y comenzar a andarlo con decisión, para así poder experimentarlo en su totalidad.

En el Kundalini Yoga se trabaja con posturas (asanas), respiraciones (pranayamas), y sonidos (mantras). A través de la práctica, se pueden producir cambios en nuestro cuerpo-mente para ayudarnos a experimentar la totalidad de nuestro SER.

El kundalinī yoga es una disciplina física, mental y espiritual basada en distintos senderos yóguicos como raya yogashakti yogakriya yoganada yoga (desarrollo de los nadis, o ‘ríos’ de energía dentro del cuerpo) —que están basados en los pilares del texto sánscrito Yoga sutra(de Patanyali, siglo III a. C.)— con agregados de bhakti (devoción a Dios) y tantra.

Es muy parecido al laia yoga, ya que ambos se basan en el desarrollo de la energía kundalinī shakti, que según los hinduístas es un misterioso poder que reside en el ser humano y debe unirse al Señor Shivá en el chakra coronario (sahasrara), situado en la parte superior de la cabeza.

Mucha gente acude a clase para relajarse, mejorar su estado físico o de salud, o simplemente sentirse bien, pero a través de la práctica de esta disciplina, se trabaja en el equilibrio glandular, el fortalecimiento del sistema nervioso, el equilibrio de los hemisferios cerebrales, y otros efectos que produce el Kundalini Yoga, lo que realmente nos hace sentir mejor. Sólo a partir de este punto uno es capaz de empezar a tomar las riendas de su vida y no sentir que son las situaciones las que nos empujan a condicionar nuestros asuntos. La obtención de un mayor desarrollo y evolución espiritual debe estar acompañado de una intención consciente con este objetivo.

Sigue leyendo

Anuncios