Archive for febrero, 2013


Göbekli Tepe (en turco “Colina panzuda”) es un antiguo santuario que se levanta en el punto más alto de una extensa cadena montañosa situada a unos 15 km. al nordeste de la ciudad de Sanliurfa (antigua Urfa/Edessa), en el sudeste de Turquía, cerca de la frontera con Siria. El lugar, que actualmente está siendo excavado por arqueólogos turcos y alemanes.

Misteriosamente, todo este complejo de piedras, pilares y esculturas,  fue levantado en el X milenio a.C. (ca. 11.500 años atrás) y deliberadamente enterrado sobre el 8000 a.C., permaneciendo abandonado por espacio de 500 años. Juntamente con Nevali Çori, este yacimiento ha revolucionado la comprensión de nuestra Historia.

Todas las conclusiones acerca de este yacimiento han de ser consideradas preliminares, ya que solamente alrededor de un 5% de su área total ha sido excavado hasta ahora: los niveles de suelo han sido alcanzados sólo en el segundo complejo (complejo B), apareciendo también un piso tipo terrazo. Schmidt cree que la excavación puede continuar durante otros cincuenta años y que “apenas ha arañado la superficie.”Hasta ahora las excavaciones han revelado muy débiles evidencias de usos residenciales. Gracias al método del radiocarbono, el estrato III ha sido fijado sobre el 9000 a.C, aunque el inicio de la ocupación del lugar ha sido estimada hacia 11000 a.C. o incluso antes.

El estrato II dataría de casi el 7500 a.C.

Así pues, estas estructuras no sólo se anticiparían a la invención de la cerámica, la metalurgia, la escritura o la rueda, sino que fueron levantadas antes de la denominada Revolución neolítica, el comienzo de una economía agrícola y ganadera sobre el 9000 a.C. Pero la construcción de Göbekli Tepe implica una organización a un nivel de complejidad no asociado, hasta ahora, con las sociedades pre-neolíticas. Los arqueólogos estiman que más de 500 personas fueron necesarias para extraer estas columnas de 10-20 toneladas (aunque algunas pesan más de 50) de las canteras locales, y moverlas entre 100 y 500 metros hasta el yacimiento.

Es grande el misterio que encierran los Templos, Pirámides y monumentos megalíticos que se esparcen alrededor de nuestro planeta. Nos es desconocida su precisión, nada sabemos sobre cómo trabajan los inmensos megalitos ni cómo los desplazaban, incluso nos asombramos al comprobar que todas éstas expresiones en piedra guardan una absoluta fidelidad y alineación con las contelaciones que desde los cielos nos observan.

Pero lo cierto es que ahí están, enormes obviedades de una civilización que se expandió por todo el planeta, dominando la ciencia, la arquitectura, la astronomía y que se preocuparon de dejar constancia de su gran conocimiento a través de un mundial mensaje cifrado en los monumentos que hoy día nosotros tratamos de descifrar.

Así pues, nos encontramos con gran cantidad de monumentos todos ellos orientados astronómicamente y todos ellos haciendo referencia singular a los Equinoccios y los Solsticios.

¿Cuál será el verdadero mensaje que nuestros ancestros codificaron?

·        Según los ancestros de diferentes partes de nuestro mundo, nuestro cuerpo es sintiente y pensante. Por ejemplo, en el caso de los ancestros de las tribus australianas, cuando una persona se hiere o enferma, la tribu se reúne a su alrededor junto con el enfermo y le canta pidiéndole perdón a la herida o parte afectada. Y ésta entra, automáticamente, en remisión y se dan curaciones milagrosas.

·        Lo mismo ocurre en las asombrosas curaciones de los kahunas o médicos magos hawaianos, estos entran en oración directa con la parte afectada pidiéndole perdón… en un acto de oración donde se involucran ellos, el paciente y todas las vidas durante las cuales ellos se han encontrado e involucrado con esa persona y se dan curaciones consideradas milagrosas.

En el conocimiento ancestral Inka, todo es reciprocidad.

Uno enferma cuando se llena de energía pesada o “hucha”, por tener actitudes egoístas y no dejar fluir el “sami” o energía ligera. Por ello, en las curaciones se pide a la parte del cuerpo que se armonice con la pachamama y permita que el bloqueo se equilibre.

Y la persona sana.

En el caso de los Lakotas, en el norte, al cuerpo se le habla para informarle que una medicina va a curarlo, y a la medicina también. Y, lógicamente, las personas sanan.  Sigue leyendo

Este relato es un extracto del libro Miz Tli Tlan: Un mundo que despierta, de José Hipólito Trigueirinho Netto.

MIZ TLI TLAN (Trigueirinho)

A vuestro mundo:

La vida universal es un eterno juego matemático, compuesto por ciclos que tienen ciertos aspectos aniquiladores.”Nuestro desarrollo tecnológico alcanzó grados asombrosos de perfeccionamiento. Logramos efectuar, de modo controlado, incluso a distancias fabulosas, la descomposición de la materia en unidades de energía y también su recomposición. Los efectos de los residuos radiactivos eran controlados.”Esa práctica dio margen al surgimiento de usinas (o estaciones) desintegradoras, en las que máquinas podían transformar energía en personas, o proyectar energía hasta cualquier ciudad de la Tierra, en la que otra máquina la incorporaba. Después se volvió común que cada individuo dispusiese de su propia máquina.”Prácticamente, para nosotros no había secretos. “Gracias a nuestros conocimientos científicos podíamos hacer casi todo lo que queríamos, inclusive prolongar la vida indefinidamente. Eso era posible con el uso del proceso de hibernación que nuestro sistema social permitía, y que consistía en permanecer durante años con las funciones vitales suspendidas, bastando después la ingestión de una pastillita para que volviéramos a la vida activa.”

“La clase gobernante consiguió remediar los inconvenientes de la aglomeración de seres vivos: consiguió controlar el crecimiento excesivo que hubiera en las poblaciones, y la contaminación que de ello resultaba. Por supuesto, fueron necesarios largos períodos para que todo se normalizara, pues nuestro carácter pacífico nos imposibilitaba adoptar cualquier medida agresiva con los que actuasen contra las normas. “En los núcleos de asistencia, los recién nacidos recibían pastillas programadoras, cuyo efecto impedía cualquier actividad violenta contra un semejante. “Pero, empezaron a surgir graves problemas a causa de la falta de avance de la consciencia en relación con el ininterrumpido progreso tecnológico. Finalmente, en una fecha memorable, el consejo gobernante llegó a pensar una solución para esos problemas. Desde aquel momento en adelante, para evitar la muerte teníamos que contar con gobernantes cuyo poder de decisión fuera total. Entonces, programaron una nueva raza, que colaboraba con el plan evolutivo. Preparados para ignorar el mal y el bien, legislaron con extraordinaria sabiduría.”

A %d blogueros les gusta esto: