Moringa es el único género de la familia Moringaceae. Este género comprende 13 especies, todas las cuales son árboles de climas tropicales y subtropicales.

La especie más popular es Moringa oleifera, un árbol original de Kerala estado de la India, el cual se le conoce comúnmente como Moringa. Esta variedad se cultiva en los trópicos. La variedad africana Moringa stenopetala, es también extensamente cultivada pero menos que la Moringa oleifera.

El sabor de la moringa es agradable y sus partes se pueden comer crudas, especialmente las hojas y flores (que son de color crema y aparecen principalmente en épocas de sequía, cuando el árbol suele perder las hojas) o cocidas de varias formas (por ejemplo en guisos). Las flores son ricas en carbohidratos y tienen un buen sabor, se pueden mezclar con huevos batidos y hacer una tortilla. Las hojas pueden usarse para hacer jugos y tienen un gusto suavemente picante (una mezcla entre berro y rabanito). Además da fruto en forma de vainas que, estando verdes, se pueden cocer y tienen gusto parecido a las chauchas, cuando están maduras se hierven con un poco de sal, se abren y se extraen las semillas ya listas para consumir, de sabor parecido al garbanzo y también se pueden tostar. Las raíces son comestibles, parecen zanahorias pero de gusto picante.

Según los estudios científicos, un ser humano podría sobrevivir comiendo nada más las hojas, flores y semillas de este árbol, ya que tiene todos los nutrientes que el cuerpo humano necesita para existir.

El árbol no se descubrió ayer, ya que los egipcios y los romanos conocían de sus virtudes y lo usaban como comida y a la vez como remedio y medicina para diversas enfermedades que padecían, además de utilizarlo también, en la purificación del agua que bebían.

El 40% de sus hojas es pura proteína, y tiene cuatro veces más calcio que la leche de vaca, 4 veces más vitamina A que la zanahoria, 7 veces más vitamina C que las naranjas, 4 veces más hierro que las espinacas, 3 veces más potasio que los bananos; 3 veces más proteínas que la carne y la soya; 3 veces más magnesio que las lechugas; y contiene 46 antioxidantes (que ayudan con mucho, en el envejecimiento del tejido epitelial), y 36 anti-inflamatorios.

De los 20 aminos ácidos que el cuerpo necesita a diario para sobrevivir, 9 son esenciales y el cuerpo no los produce. O sea, que se tienen que obtener por afuera, en los alimentos que consumimos.

La Moringa Oleífera contiene, de los 20 aminos ácidos, 18 de ellos y de esos 18, tiene los 9 esenciales.- Y en un alimento 100% natural y 100% completo.

La semilla contiene un 40 por ciento de aceite, que es de alta calidad, poco viscoso y dulce, con un 73 por ciento de ácido oleico, similar al aceite de oliva. Para cocinar es necesaria la leña, que igualmente proporciona la moringa, con una densidad media de 0,6 y un poder calórico de 4.600 kilocalorías por kilo.

De la moringa se aprovecha prácticamente todo, pero donde realmente adquiere una importancia decisiva es en la alimentación. El carácter “milagroso” de su poder nutritivo se debe a que es una especie que exige poco cuidado agrícola, crece rápidamente (hasta alcanzar entre tres y cinco metros en un año) y es resistente a la sequía. Esta última característica, unida al bajo coste de producción, convierte a la moringa en un cultivo más que aconsejable en las extensas zonas desérticas o semidesérticas del trópico africano, donde existen graves problemas de hambre, desnutrición y sub alimentación.

La moringa ofrece una amplia variedad de productos alimenticios, ya que todas las partes de la planta son comestibles: las vainas verdes (parecidas a las legumbres), las hojas, las flores, las semillas (negruzcas y redondeadas) y las raíces son muy nutritivas y se pueden usar para el consumo humano por su alto contenido en proteínas, vitaminas y minerales.

Se cree que su origen viene de las faldas de las montañas Himalaya donde la tierra es semi-árida y donde este árbol florece aun durante las grandes sequías. Pero ha sido trasplantada a diversos lugares del mundo con excelentes resultados.

Según las formas más frecuentes de preparación, las vainas verdes se consumen cocidas y saben de modo similar a las judías verdes o las habichuelas; las vainas maduras se hierven en agua con un poco de sal, se abren y se extraen las semillas ya listas para tomar, con un sabor parecido al de los garbanzos, aunque también se pueden consumir tostadas.

Las hojas tiernas se preparan hervidas y sirven para potajes, pero también se pueden consumir crudas para ensaladas, con un sabor ligeramente picante, entre el berro y el rábano; las raíces tienen forma de pequeña zanahoria y su sabor es picante; las flores también son comestibles y se utilizan en las ensaladas. Para aliñarlas se utiliza aceite, que también se extrae de la moringa, y vaya que sustituye al aceite de Oliva.

Los antiguos escritores Sánscritos la conocían como una planta medicinal. Escritos Hindúes antiguos que datan de años anteriores a 150 AC se refieren a la planta Moringa y a sus usos. Los primeros romanos, griegos y egipcios apreciaban la Moringa por sus propiedades terapéuticas, y también la utilizaban para proteger la piel, por sus Altas concentraciones de Vitamina A, B, C y D, hacer perfumes y purificar el agua para beber. La misma Biblia en el libro del Exodus 15:22-27 se refiere a la planta como purificadora del agua del Mar Rojo, en aquella región de Asia Menor.

En América Latina, la Moringa o Marango se introdujo y naturalizó en 1920 como un árbol ornamental y fue utilizado como cerca viva y cortinas rompe vientos en los lugares donde las ventiscas eran muy frecuentes.

La Moringa Oleífera ha cobrado una gran importancia, ya que es una de las especies vegetales con mayor contenido de aceite (35%) y de ella se obtiene un biodiesel de gran calidad.

Este cultivo tiene un rendimiento aproximado de 2500 kilogramos/hectárea, un rendimiento de 1,478 Litros de aceite/Hectárea y un factor de conversión a biodiesel del 0,96, que permite una producción aproximada de 1,419 Litros de biodiesel/hectárea.

Tanto la Moringa como las zanahorias son diamantes en el departamento de investigación pues la Moringa tiene cuatro veces la Beta Caroteno de las zanahorias que es muy beneficiosa para la prevención contra el cáncer. La Bethesda International Eye Foundation, basada en Md. Estados Unidos, está usando la Moringa en Malawi porque está cargada de Vitamina A, pues su deficiencia es la causa de la ceguera en el 70% de los casos..

Científicos con estudios de Bilogía Molecular, Biofísica y Bioquímica, realizaron un exhaustivo Programa Conjunto de Estudio Molecular de esta Planta en diciembre de 2,008, en Japón, Estados Unidos y Francia, y quedaron Sorprendidos de lo que descubrieron en ella, y hoy por hoy, consideran que la Moringa tiene la proporción de proteína mas alta de todas las plantas que se han estudiado hasta ahora en la Tierra! (Al árbol de los milagros, por Monica G. Marcu, Pharm.D., Ph.D). Un análisis nutritivo indica que las hojas de Moringa contienen una riqueza de nutrientes esenciales que evitan enfermedades. Además contienen todo el aminoácido esencial, algo que es poco común en una sola planta.

http://terragaia.wordpress.com/2012/01/30/a-arvore-milagrosa-fotos/

http://cs.wikipedia.org/wiki/Soubor:Starr_070207-4337_Moringa_oleifera.jpg

http://allproherbs.com/moringa-oleifera/

http://www.caribbeannewsdigital.com/noticia/la-moringa-%C2%BFuna-planta-milagrosa%3F

http://es.wikipedia.org/wiki/Moringa_oleifera

http://www.moringamatters.com/how-to-prune-moringa-trees.html

http://www.elrinconmatero.com/la_moringa.htm

Anuncios