Cistus ladanifer L., jara pringosa.
 > Árabe: Kastousse
 > Árabe marroqui: Bouzegzaw, ftah targla
Es un arbusto de hasta 2,5 m de altura, cuyas hojas, alargadas y estrechas están abundantemente impregnadas de una sustancia pegajosa, el ládano, resina fuertemente olorosa, que les da un aspecto brillante y se adhiere fácilmente a las manos y ropa.
Sus flores son muy grandes (10 cm) y con cinco pétalos blancos que, en la variedad maculatus, presentan una mancha púrpura en la base. Es la especie más frecuente en la región mediterránea occidental, donde su área coincide en líneas generales con la de la encina. Al aumentar la altura, cuando la encina es sustituida por el rebollo, la jara común es desplazada por otra muy parecida, el C. laurifolius.   
 
Arbusto perennifolio de 1,5 a 2 m de altura, de ramas rojizas. Hojas opuestas, estrechamente lanceoladas y de color verde oscuro por la haz, blanquecinas por el envés. Son muy pegajosas con un olor aromático que recuerda el bálsamo. Flores grandes de 5-10 cm de color blanco puro, generalmente con una mancha rojiza en la base de cada uno de los cico pétalos. Fruto en cápsula con 10 celdillas. Crece espontaneamente en la región mediterranea y tambien es cultivada ornamentalmente. En España es abundante en los montes del centro y mediodía. De sus sumidades se obtiene una materia aromática llamada ládano. Las ramas viejas exudan a veces una sustancia dulce llamada miel de jara.
Usos medicinales :
> Enfermedades virales, infecciosas (esclerosis en placas, varicela, sarampión, etc.)
> Anti-hemorrágico
> Regulador del sistema nervioso (insomnio, ansiedad, nerviosismo, etc.)
> Cicatrización (cortes, acné, herida infectada, cortadura, grietas, etc.)
> Anti-asmático
> Expectorante> Anti-gastrálgico

Las cualidades curativas mas relevantes son: acción  sedante sobre el sistema nervioso y para afecciones como la histeria,  para tratar gastritis, ulceras y otros trastornos digestivos, bronquitis, neuralgias, dolores reumáticos.
También es eficaz para cicatrizar heridas, para combatir la tos, leucorrea, ansiedad, insomnio, contracturas musculares, inflamaciones de las articulaciones.


Se puede preparar una infusión para consumir la cual se prepara incorporando en una taza con agua hirviendo solo una pizca de ládano.
Para utilizarlo en forma externa se debe triturar la planta y aplicarlo en la zona afectada como emplasto. Hay jarabes para la tos preparados en base a la jara.
Anuncios