“Los orgonites son equilibradores energéticos, limpian y protegen de la contaminación electromagnética de nuestros días, aumentan la vitalidad y mejoran el estado emocional, entre otras cosas.

El orgonite no es ningún acumulador, sino mas bien un transformador o transmutador que transforma la energía orgónica negativa (DOR), creada en el ambiente por culpa de las antenas de telefonía móvil, chemtrails (fumigaciones en el cielo), contaminación, etc, en energía positiva”
Orgonizate

En el año de 1940 Wilhelm Reich, alumno y discípulo de Sigmund Freud, dio un paso adelante al descubrir la llamada energía orgónica, aunque para ser mas precisos, este tema ya había sido tocado anteriormente dándole nombres comoprana, chi, fuerza vital, energía etérica, etc.

Desarrolló métodos simples para cambiar esta energía de un estado poco saludable a uno más armonioso y en total equilibrio con la naturaleza.

Estos métodos son llamados dispositivos orgónicos, su función principal es limpiar el ambiente del hogar proporcionando enormes beneficios en la salud y el estado emocional, favoreciendo el equilibrio energético y la fuerza vital del ser humano.

Los orgonites, que fueron perfeccionados por Don Croft, consisten en una mezcla de metal (aluminio, cobre, acero,bronce, etc) y resina de poliéster, a la cual se le agrega uno o más pequeños cristales de cuarzo lechoso o transparente, aunque hay quien añade todo tipo de minerales. Los orgonites sirven para absorber y reciclar la energía presente en el medio ambiente, es decir, recogen el exceso de iones positivos (radicales libres, lo que produce el envejecimiento de la piel, etc) trasformándolos en iones negativos.

Su uso es muy simple, se coloca en una parte de la casa y se deja actuar. Además no necesitan mantenimiento, como en el caso de los cuarzos, manteniéndose en perfectas condiciones todo el tiempo.

Los beneficios para la salud son visibles de forma inmediata, resultan ser útiles a la hora de meditar con sólo ponerlos en la mano o colocarlos cerca de uno de ellos, consiguiendo así el mismo tipo de equilibrio y de curación emocional y física que los métodos más tradicionales como el Reiki, Magnetoterapia, etc.

Los orgonites proporcionan una constante limpieza etérica y sin hacer nada y protegen de la contaminación electromagnética a la que se le atribuyen males como el cáncer o efectos sobre el embarazo, insomnio, fatiga, cambios de conducta, irritabilidad, depresión y un largo etcétera.

Y estos efectos han sido comprobados con la CÁMARA KIRLIAN, que fotografía el campo energético de los objetos, o sistemas de medición clásicos como varillas o péndulos.

El artista Víctor Brossa nos muestra en un video didáctico cómo hace sus orgonites y lo que él llama transmutadores de alta vibración. La idea es compartir éste conocimiento para que el espectador pueda hacer los suyos propios en su casa beneficiándose de las multiples ventajas de trabajar con el orgón y los cristales de cuarzo.(ver videos relacionados de Galería la línea)

Anuncios