Nueces: amigas del corazón y alimento del cerebro

La nuez es el fruto del Nogal. Este árbol originario del Asia central posee notables propiedades curativas tanto en sus hojas como en sus frutos. Su tamaño puede superar los 30 metros y pueden vivir mas de 100 años.
Su fruto es muy nutritivo y saludable por la composición de sus grasas.

Contribuye a la formación de tejidos especialmente en la época de crecimiento. Presenta también vitaminas A y E (ambas antioxidantes). La nuez también posee un alto contenido de minerales, destacándose el potasio, fósforo, magnesio, hierro cobre y zinc.

Juglans Regia

Contienen un algo grado de lípidos de los cuales un 41% corresponde a ácidos grasos poliinsaturados. Dentro de estos podemos resaltar a el ácido linoleico (también llamado Omega-6) y el ácido alfalinolenico (también llamado Omega-3).

Las nueces son altamente recomendadas en personas que sufren cardiopatías, ya que ácido alfalinolenico que poseen reduce el riesgo de infarto.

Recientes estudios demuestran que los consumidores de nueces poseen menos riesgos de contraer enfermedades cardiacas.

El consumo de nueces es especialmente útil para el cerebro. Este se encuentra cubierto por una membrana que permite la transmisión de los impulsos nerviosos. Dicha membrana se “alimenta” principalmente de lípidos y especialmente de ácidos grasos poliinsaturados.

Las nueces son especialmente indicadas en :

Anemia: por su contenido de hierro y cobre

Hipertensión Arterial: por su alto contenido de potasio y bajo en sodio

Diabetes: por su bajo contenido en hidratos de carbono

Dermatosis: debido a que presenta una acción de drenaje a nivel cutáneo y linfático

Parásitos: su aceite esencial se utiliza ante la tenia.

Las hojas del nogal y la cáscara verde que recubre sus frutos también tienen altas propiedades medicinales. Estas tienen características de: tonificantes, astringentes, antisépticas, cicatrizantes, vermífugas e hipoglucemiantes.

http://www.lareserva.com/home/

Anuncios