“No enseñarle a un hombre a quien se le puede enseñar es malgastar a un hombre. Enseñar a un hombre a quien no   se le puede enseñar es malgastar palabras. El verdadero sabio no malgastará ni hombres ni palabras.”
 
 
“Cuando se sabe una cosa sostener que se sabe y cuando no se sabe admitirlo, ese es el verdadero conocimiento.”
 
“Cuando veas a un hombre bueno, trata de imitarlo; cuando veas a un hombre malo, examínate a ti mismo.”
 
“Si no puedes gobernarte a ti mismo… ¿cómo sabrás gobernar a los demás?”
 
“Una voz fuerte no puede competir con una voz clara, aunque esta sea un simple murmullo.”
 
 
 
 
 
 
 
 
“Perdónaselo todo a quien nada se perdona a sí mismo.” 
                                                                                                                                                                                
                                                              
                       “Aprende a vivir y sabrás morir bien.”                                                                              
 
“La naturaleza hace que los hombres nos parezcamos unos a otros y nos juntemos; la educación hace que seamos
diferentes y que nos alejemos.”
 
“El sabio comienza por hacer lo que quiere enseñar y después enseña.”
 
“El que domina su cólera domina a su peor enemigo.”  
 
Anuncios